Por una nueva mirada

Hoy en día, la mujer puede trabajar, puede irse de viaje, puede votar, puede comprarse un vestido. Tiene, a todas luces, independencia económica. ¿Somos libres por ello? Lo que hay debajo pretende lanzar esta pregunta. ¿Cuántas personas, hombres o mujeres, habrán pasado delante de las fotografías que se exponen en esta intervención y habrán sentido asco, repugnancia, se habrán escandalizado ante la visión de unos cuerpos sin depilar? Esto responde a un síntoma muy claro: el cuerpo de la mujer no es libre. Sigue siendo un campo de batalla.

Lo que hay debajo es un proyecto artístico que pretende ahondar en la problemática de la belleza femenina actual. Lo natural y lo artificial en la mujer se ha visto revertido: lo natural es un cuerpo sin vello, sin curvas, sin marca alguna que lo diferencie del resto. Lo artificial es un coño sin depilar, una mujer voluminosa, elementos que han sido excluidos de lo concebido como propiamente femenino. El vello en el hombre es un rasgo de virilidad, es una despreocupación atractiva; en la mujer es una falta de higiene. Creemos que todo esto responde también a una exigencia de mercado: una mujer que no está segura de su cuerpo, de lo que su cuerpo es de forma natural, está abandonada a las tendencias estéticas que dicta el mercado de la moda. Es más: el riesgo que implica toda capacidad de intervención se reduce al campo del consumo; una mujer valiente y decidida, una mujer rebelde, lleva un corte de pelo arriesgado, llama la atención por su forma de vestir, es escuchada por el ruido de sus tacones. No por su voz. La delgadez, la depilación, el maquillaje, la moda, han sido interiorizados como parte del cuidado femenino; lo que es peor, la feminidad se reduce a este cuidado. Lo vemos cada día a través de la publicidad, del cine, de la pornografía. Se nos vende este patrón de belleza como único e irrechazable.

Las fotografías que hoy se exponen, hoy 8 de marzo, hoy día de la mujer,  pretenden desafiar esta imposición. Aquellas personas que hayan pasado por delante de ellas y hayan sentido aversión o rechazo habrán de reparar en la existencia de un canon que nubla su mirada y les impide ver la riqueza y diversidad de los cuerpos. Lo que hay debajo es un reto a su ceguera.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 12 comentarios

I

14

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

II

03

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

III

05

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

IV

13

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

V

10

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

VI

08

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario